2015/11/30

Newsletter L&I, n.º 80 (2015-11-30)





Administração Pública e inovação | Administración Pública e innovación |
Administration Publique et innovation | Public Administration and innovation

Um inovador | Un innovador | Un innovateur | An innovator

Uma inovação | Una innovación | Une innovation | An innovation

A execução da inovaçao | La ejecución de la innovación | L’exécution de l’innovation |
The innovation execution



Liderar Inovando (BR)

«Inovação e setor público: um ator em busca de um papel» [web] [intro]
«Na liderança, presidente do Einstein exalta medicina de valor» [web] [intro]
«Brasil compra inovação russa para proteção de empresas contra ataques cibernéticos» [web] [intro]
«6 descobertas surpreendentes sobre a geração Z no trabalho» [web] [intro]

Liderar Inovando (PT)

Filomeno dos Santos, presidente do Fundo Soberano de Angola: «Angola já passou por períodos difíceis, conseguiu ultrapassar e acreditamos no futuro» [web] [intro]
«Costa vai pôr economistas a estudar o que pode prometer nas eleições de 2015» [web] [intro]
«Guiné-Bissau conhece experiência de governação eletrónica de Cabo Verde» [web] [intro]
«A era dos Aceleradores – o coração dos ecossistemas de empreendedorismo» [web] [intro]

Liderar Innovando (ES)

«Los procesos de privatización sanitaria tienen que ser revisados uno por uno» [web] [intro]
«La Argentina después del cepo» [web] [intro]
«Lecciones de la innovación disruptiva» [web] [intro]
«Recursividad paisa es sinónimo de innovación frugal» [web] [intro]

Mener avec Innovation (FR)

«Brasil Ozônio: Quand le soutien de l’État propulse une entreprise» [web] [intro]
«Une vraie réforme de l'ENA: sa fermeture» [web] [intro]
«Pourquoi l'ENA reste indispensable» [web] [intro]
«Faire de l’argent avec la misère des autres» [web] [intro]

Leadership and Innovation (EN)

Vasundhara Raje, Chief Minister of Rajasthan: «Job creation is the new normal for Indian politics» [web] [intro]
«Bernie Sanders’s New Deal Socialism» [web] [intro]
«Political heavyweights are exiting DC to find a new home in Silicon Valley» [web] [intro]
«How to change the world with $10» [web] [intro]

Licencia Creative Commons Licencia Creative Commons
Atribución-NoComercial 4.0 Internacional








2015/11/27

«Recursividad paisa es sinónimo de innovación frugal»




Juan Felipe Sierra Suárez. El Colombiano



«La recursividad paisa, esa que tradicionalmente conocemos por generaciones como el mejor ejemplo del empuje antioqueño, se vuelve un diferenciador a la hora de innovar y es lo que expertos internacionales llaman “innovación frugal”.

»Se refiere a aquella que hace diferencia porque innova con pocos recursos, entendiendo que son escasos, pero que se pueden aprovechar.

»“Ahí es donde la recursividad se hace fundamental para generar cambios. No es costosa, es flexible y su valor se da en cómo impacta favorablemente a las personas de un entorno cercano”, explicó a EL COLOMBIANO Simone Ahuja, consultora internacional y fundadora de la firma Blood Orange, quien estuvo esta semana en Medellún durante Innovation Land 2015 (ver Protagonista).

»Precisamente, es coautora del libro Jugaad Innovation: Think Frugal. El término “Jugaad” es coloquial de India y significa cómo las personas pueden innovar con sus propias posibilidades, lo que es muy evidente en mercados emergentes como Colombia.

»“Se puede decir que el recurso humano termina siendo fundamental para la innovación frugal, incluso por encima del dinero”, aclaró Ahuja.

»Por ejemplo, en India desarrollaron refrigeradores que operaban en zonas no interconectadas, algo que destacó Om Narasimhan, profesor del London School of Economics.

»En diálogo con EL COLOMBIANO explicó: “puedes hacer las cosas más simples. Normalmente se cree que la innovación es algo lejano e imposible de alcanzar, porque requiere mucha inversión en dinero. Eso no es verdad, puedes tomar ideas simples que terminan siendo de alto valor, como ya ha sucedido en mercados de India, China y Sudáfrica, por ejemplo”.

»Generar valor con pocos recursos no puede ser de manera aislada. Busca integrar a las comunidades en pro del desarrollo, con procesos simples y prácticos que transformen sus realidades.

»Según Ahuja, la innovación frugal ya se hace en Medellín. Tiene que ver, por ejemplo, con la inclusión social, algo que se nota en la evolución de conexiones en el sistema masivo de transporte urbano.


Esa “innovación frugal” ya da pasos en el sector privado. Estaciones solares que recargan bicicletas eléctricas es un ejemplo. La novedad es que ya se está desarrollando y busca generar gran impacto a bajo costo.

»Innovación frugal local

»Pero también esa “innovación frugal” ya da pasos en el sector privado. Estaciones solares que recargan bicicletas eléctricas es un ejemplo. La novedad es que ya se está desarrollando y busca generar gran impacto a bajo costo.

»Jaime Moreno, gerente de Trónex Industrial, aclaró que “nos encargamos de la energía, cargamos con energía solar las bicicletas y les estamos diciendo a las empresas que pongan sus bicicletas a los empleados. Es una manera de generar valor a las empresas y a las comunidades con bicicletas eléctricas”.

»También pueden estar en restaurantes, centros comerciales y organizaciones en general que quieran personalizar sus bicicletas eléctricas, cargadas con energía solar.

»Otro ejemplo de innovación frugal que hace Trónex son las neveras solares. En asocio con Haceb, instalan paneles a los electrodómesticos para llevar a zonas no interconectadas y cambiar la cotidianidad de esas comunidades que viven en condiciones precarias, así como su economía.

»Igual pasa con televisores que funcionan con energía solar: “la Gobernación de Cundinamarca subsidió electrodomésticos y Trónex capacitó a la comunidad para que ellos mismos hagan el mantenimiento. Eso es innovación frugal, es un cambio de paradigmas que impacta favorablemente a las comunidades”, ejemplificó Moreno.


»Impacto en las empresas

»Llámese frugal, disruptiva o estratégica, la innovación en Colombia es la punta de lanza para transformar el aparato productivo colombiano.

»Camilo Montes Pineda, gerente seccional de la Andi Bogotá, aclaró que las empresas entendieron que la innovación no es para un grupo exclusivo de la compañía.

»“Debe permear a toda la comunidad empresarial. En los últimos 4 años, se pasó del 40 al 60 por ciento de empresas del país que dicen tener equipos responsables dedicados a la innovación”, anotó.

»Según el directivo, la innovación práctica proviene del mercado, de ahí la importancia de hilar a proveedores, clientes y empresas en esa misma línea de valor.

»“Implementar ideas prácticas para innovar requiere compromiso del equipo, del conocimiento integrado a todos los niveles de la organización. Por eso debemos atrevernos a usar herramientas de innovación colaborativa, donde se mezcle el talento humano, con la programación de software, la inteligencia artificial, la robótica”, aclaró Juan Felipe González, gerente de Innovación de Cementos Argos.

»En suma, la innovación frugal repercute también en el valor agregado de las grandes compañías que, basadas en la recursividad y la idea de ir un paso más adelante que sus competidores, han cultivado una recursividad creativa y rentable.»





La ejecución de la innovación

2015/11/26

«Lecciones de la innovación disruptiva»




Rodrigo Pacheco. Dinero en Imagen



«Gracias al podcast a16z de Andreessen Horowitz, uno de los referentes en el mundo del emprendimiento, me di cuenta de que vivía en el error cuando utilizaba el término 'innovador disruptivo' para referirme a cualquier empresa que ha sacudido a su mercado. En el podcast entrevistan a Michael Raynor quien junto con Clayton Christensen crearon hace dos décadas el concepto de 'innovadores disruptivos'. En la entrevista, el académico afirma que el concepto ha sido víctima de su propio éxito y ahora se aplica a casi cualquier empresa. Ambos académicos y Rory MacDonald escribieron un artículo en Harvard Business Review titulado: "¿Qué es la innovación disruptiva?" en dicha pieza aclaran que el concepto se refiere a compañías que disputan el mercado de otra que se considera dominante en el mismo. De acuerdo a la teoría, la empresa disruptiva comienza atendiendo a un mercado que antes era ignorado o subatendido por la compañía dominante, posteriormente la nueva empresa comienza a apelar a los clientes tradicionales de la firma incumbente hasta que los capta con un mejor servicio a un menor precio. En esencia, los innovadores disruptivos convierten a no consumidores en nuevos consumidores de un producto o servicio y, posteriormente, arrebatan mercados tradicionales.

»Los autores ponen de ejemplo a Uber y aclaran que a pesar de que ha logrado sacudir al sector de los taxis no es una innovadora disruptiva, ya que atacó al mercado de los taxis e hizo innovaciones sostenidas, pero no disruptivas.


Los innovadores disruptivos convierten a no consumidores en nuevos consumidores de un producto o servicio y, posteriormente, arrebatan mercados tradicionales.

»Lección para México

»Los autores afirman que definir y utilizar adecuadamente el término 'innovadores disruptivos' es importante, pues implica una estrategia diferenciada de la innovación sostenida. La distinción puede ayudar a trazar caminos diferentes, me parece que es muy útil para los emprendedores mexicanos y para las compañías del statu quo. Para los emprendedores mexicanos genera lecciones, porque he observado que en nuestro país muchos de los emprendimientos que se pretenden disruptivos, en realidad entran en la categoría me too o yo también. Por ejemplo, después de la explosión y auge inicial de Facebook se dio el florecimiento de muchas redes sociales en México que tropicalizaban algún aspecto del servicio que brinda la empresa de Mark Zuckerberg, todas fracasaron. Ahora, la nueva tendencia es ver emprendimientos me too de soluciones como la de Uber o, en el mejor de los casos, de market place, que busca conectar oferta y demanda a través de una aplicación en el móvil. Aunque hay algunos emprendimientos que tienen el potencial de ser “innovadores disruptivos” utilizando el modelo de market place como en el área de servicios financieros. Las compañías de fintec, que se refiere a tecnología y finanzas, crean nuevos mercados en segmentos que no han sido atendidos, sin embargo, todavía les falta ganar presencia en el mercado tradicional, el cual es atendido por los jugadores dominantes.

»Los autores también citan al iPhone que, a primera vista, no parecería cumplir con las condiciones para ser un innovador disruptivo debido a que al inicio atendía al consumidor de otros teléfonos, pero que irrumpió en el mercado de las computadoras y las tablets al convertirse en un punto de acceso a internet, lo que cambió la dinámica del mercado y generó un ecosistema de aplicaciones que antes no existía.

»Para las empresas grandes o dominantes la lección es que no toda la competencia con tecnología que aparece es disruptiva y, por lo tanto, pueden tratar de atender a su mercado con nuevas plataformas que creen que son disruptivas, pasando por alto rivales potenciales que sí pueden afectarlos.

»Con la nueva teoría se puede tener un panorama más claro sobre la innovación disruptiva e identificar cuáles son las áreas más susceptibles de experimentar el arribo de jugadores nuevos con estas características. En mi opinión, el área de fintec tiene buenas oportunidades de dar lugar a innovadores disruptivos en México, así como la educación, los servicios de salud y la industria de la generación de contenidos.»





Una innovación

2015/11/25

«La Argentina después del cepo»




Eduardo Levy Yeyati, economista, presidente de CIPPEC. La Nación



«En la Argentina del nuevo ciclo enfrentamos dos desafíos económicos: salir del cepo que desde hace cuatro años ahoga la inversión y el crecimiento, y desarrollarnos. El primer desafío es arduo pero sabemos cómo sortearlo. La hoja de ruta del desarrollo, en cambio, aún está por escribirse.

»En un conocido cuento indio seis sabios ciegos intentan caracterizar a un elefante por medio el tacto. El primero le palpa el lomo y dice: "Es como una pared de ladrillos". El segundo agarra el colmillo y piensa: "Es como una lanza". El tercero tantea la trompa retorcida y dice: "Es como una serpiente". El cuarto extiende su mano a la rodilla ancha y dice: "Es como un árbol". El quinto acaricia la oreja y dice: "Es como un abanico". El sexto juega con la cola oscilante y dice: "Es como una soga". Así, los sabios discuten largo y tendido, cada uno sesgado por su propia opinión y parcialmente en lo cierto; todos esencialmente equivocados.

»El desarrollo a veces recuerda al elefante de los sabios ciegos. Hay quien piensa que se trata de crear empleo de calidad, de vender más caro nuestro trabajo, o de repensar la educación no sólo como escolarización sino también como acumulación de capital humano para el empleo del futuro, o de abrazar la innovación y el emprendedorismo para diversificar nuestro aparato productivo, o de establecer instituciones ordenadoras, o de recuperar el liderazgo público y privado que ordene los incentivos alrededor de una visión de futuro común, o de fortalecer el rol del Estado, su capacidad de provisión de bienes públicos y su sinergia con el sector privado, cruciales para poner en práctica ese delicado ejercicio de cooperación que es el desarrollo.

»El desarrollo no es ninguna de esas cosas en particular sino todas ellas juntas. Es un producto que necesita muchos insumos: tener mucho de uno y poco del resto no es suficiente.

El desarrollo a veces recuerda al elefante de los sabios ciegos. Hay quien piensa que se trata de crear empleo de calidad, de vender más caro nuestro trabajo, o de repensar la educación no sólo como escolarización sino también como acumulación de capital humano para el empleo del futuro, o de abrazar la innovación y el emprendedorismo para diversificar nuestro aparato productivo, o de establecer instituciones ordenadoras, o de recuperar el liderazgo público y privado que ordene los incentivos alrededor de una visión de futuro común, o de fortalecer el rol del Estado, su capacidad de provisión de bienes públicos y su sinergia con el sector privado, cruciales para poner en práctica ese delicado ejercicio de cooperación que es el desarrollo. El desarrollo no es ninguna de esas cosas en particular sino todas ellas juntas. Es un producto que necesita muchos insumos: tener mucho de uno y poco del resto no es suficiente.

»El desmembramiento del elefante sirve también para ilustrar de la distribución de la tarea del desarrollo en el organigrama de gobierno. La política de desarrollo involucra a los ministerios de Asuntos Exteriores, Ciencia y Tecnología, Economía, Educación, Infraestructura, Producción y Trabajo (además de organismos descentralizados de regulación o financiamiento productivo) cada uno de ellos con presupuesto y agenda autónoma. Incluso el abordaje sectorial está hoy desmembrado, con Producción sesgado a la industria, Agricultura, Ganadería y Pesca en su propio campo, y el sector servicios, crucial para la generación de empleo, abandonado a la regulación o a su propia suerte. El desarrollo, en cambio, es transversal y precisa de la cooperación y articulación entre las distintas áreas de gobierno.

»Como los sabios ciegos, a veces disentimos sobre el modelo. Hay quienes rescatan el industrialismo de salarios bajos de los tigres asiáticos, o el combo de recursos naturales y servicios de alto valor de los "canguros" australianos, o el tsunami innovador y emprendedor de las "gacelas" israelíes.


»El catálogo no acaba allí

»En la cena anual de la Universidad Di Tella, Felipe González cifraba el futuro de la Argentina en la provisión de recursos naturales frente a una demanda creciente de alimentos y energía. El economista Ricardo Hausmann suele cuestionar la popular consigna de agregar valor a los recursos naturales ("industrializar la ruralidad" para hacer del país el "supermercado del mundo") esgrimiendo el ejemplo de Finlandia, que pasó de cortar madera a fabricar máquinas para cortar madera, de ahí a fabricar máquinas de precisión, y de ahí a Nokia. Piero Ghezzi, ministro de Producción de Perú y principal encargado de su diversificación productiva, ilustra una versión de la agregación de valor: el consumidor de país desarrollado, dice, no quiere mermelada de arándanos sino arándanos en un lindo frasco que diga "Arándanos del Perú" (o, por caso, "Olivas Andinas", como propone un grupo de alumnos de la Universidad Di Tella para agregar valor de marca a la producción local). Hace poco se anunció la inminente salida a la Bolsa de Nueva York de Bioceres, un emprendimiento biotecnológico nacional que "industrializa la ruralidad" de otra manera, elevando su rinde y su calidad, a la vez que se desplaza lateralmente, del campo a la tecnología, como sugiere Hausmann.

»Si uno mira en detalle las experiencias exitosas de desarrollo en el mundo, no encuentra un modelo puro sino paisaje diverso y accidentado, y muchas veces accidental (porque, como decía Albert Hirschman, de los errores también se aprende). Cuando el problema es complejo y el terreno inexplorado, como en este caso, lo mejor es abrazar la complejidad sin prejuicios.

»Los modelos son abstracciones útiles para orientar la discusión e identificar cuellos de botella. Pero una parte de la tarea del desarrollo es clínica, se define caso por caso y precisa de un nivel de granularidad y persistencia al que no estamos acostumbrados.

»Cuando hace poco un equipo de Harvard fue a asesorar sobre desarrollo al estado de Chiapas en México, lo primero que hizo fue trazar un diagnóstico y mapear las actividades locales en función de su interrelación y complejidad. Pero el trabajo central fue juntarse a hablar con la gente, hacerles las preguntas correctas a los productores, escuchar.

»El desarrollo productivo requiere un volumen de información específica que ningún experto podría almacenar, pero el productor guarda esa información en su memoria. Para extraerla basta un enfoque agnóstico y casi rudimentario, una "mayéutica" del desarrollo que desarticule dos prejuicios gemelos: el temor al intervencionismo estatal, y el temor a la captura, por parte del productor, del aparato estatal.

»Si uno le pregunta a un productor qué necesita para invertir y crecer, es probable que las primeras respuestas vengan por el lado de la protección o el subsidio a expensas del resto. Pero, una vez excluidos estos caminos, las siguientes respuestas hablarán de la falta de insumos, del costo financiero y de transporte, de las trabas burocráticas o consistencias regulatorias. Con el tiempo, del intercambio surgirán pequeñas fallas de mercado o cuellos de botella que el Estado muchas veces puede solucionar sin mucho costo.

»Cuentan que el economista Carlos Díaz Alejandro decía que el atraso cambiario era como un elefante: difícil de definir pero fácil de identificar a la vista. Lo mismo podría decirse del desarrollo: es evidente cuando está presente, pero no sabemos definir cómo sucede. Porque no sabemos, y porque el mundo avanza y el desarrollo es un blanco móvil, tenemos que intentar de muchas maneras distintas todo el tiempo.

»En la Argentina del nuevo ciclo enfrentamos dos desafíos: salir del cepo, y desarrollarnos. Hoy la atención está naturalmente puesta en el primero: desandar varios años de errores preservando el bienestar social es una tarea delicada. Pero nunca antes estuvimos en mejores condiciones de hacerlo sin recurrir a atajos como la convertibilidad o el sobreendeudamiento; en 12 meses el cepo, como el corralito, será un triste recuerdo.

»Por eso tal vez la mejor noticia de las elecciones es la expresión de una vocación de cambio que es menos el reflejo del hartazgo que el de la aspiración a un futuro mejor, aspiración que es esencial para alimentar la ambiciosa y paciente tarea del desarrollo.

»La agenda de desarrollo es el boceto de ese futuro mejor, la visión de país que, una vez ordenada la herencia, orientará este proceso de transformación que se iniciará en unos días. Trabajemos para ganarnos el futuro que nos merecemos.»





Un innovador

2015/11/24

«Los procesos de privatización sanitaria tienen que ser revisados uno por uno»




Isabel G. Caballero. nuevatribuna.es



«Nuevatribuna | ¿En qué situación se encuentra la sanidad pública española tras estos años de recortes y gobiernos de la derecha?

»Ana Castaño | @Anakapicua | Nuestra sanidad pública, desde hace un tiempo ha venido perdiendo su excelencia de manera progresiva, llegando a la situación actual, a la que califico de desastrosa sin ninguna duda, y esto lo podemos confirmar utilizando el barómetro Sanitario del CIS, por cierto nada sospechoso, que mide la proporción de ciudadanos que consideran que ha habido un deterioro en los diferentes niveles de atención, por poner un ejemplo: en el año 2009, el porcentaje en Atención especializada de insatisfacción era de un 9,7% pasando en 2014 a un 37,3%. Esto es un buen reflejo de cómo los recortes, en donde ha habido una disminución del personal sanitario que es difícil de cuantificar, ya que esto incluiría también el aumento de contratos precarios, ha afectado de forma directa a la atención sanitaría que recibimos. No sólo se trata de recortes, tenemos el grave problema de la externalización de servicios de mantenimiento que son esenciales para un adecuado cuidado y una pésima gestión en todo lo relativo a la Salud Pública, listas de espera o el colapso en las urgencias. Como se ha venido escuchando en las convocatorias de la Marea Blanca, nuestra sanidad se desangra.


»Financiar la sanidad pública sigue siendo el caballo de batalla de todos los gobiernos. A su juicio, ¿cuál sería la partida presupuestaria óptima para garantizar una cobertura universal?

»La financiación debe ser suficiente y permitir dotaciones orientadas a reformar e innovar las estructuras del sistema de Salud. Es necesaria la voluntad política que apueste por no disminuir el % del PIB que se asigna a gasto sanitario, que no ha dejado de disminuir en esta legislatura. Somos conscientes que estamos en un momento difícil, en donde los efectos de la crisis continúan, aunque se nos diga lo contrario, por lo que no vamos a decir cifras imposibles sino realistas, viables, por eso una partida presupuestaría válida sería incrementar en torno a 9 mil millones de euros en el primer año, justo lo que se ha ido perdiendo, suficiente para garantizar la cobertura Universal. De todos modos, en el corto plazo deberíamos ir dando prioridad a hablar de euros por habitante y no dejarlo todo a expensas de un PIB que mide muchas cosas pero no se encuentra en relación con las necesidades de la población, que debería ser el indicador principal de ajuste de la financiación.


»La sanidad pública es una competencia transferida a las CCAA. Ustedes defienden la necesidad de revertir los procesos de privatización llevados a cabo en algunas autonomías, especialmente en Madrid, Valencia y Galicia, entre otras. ¿Cómo se puede actuar desde la administración central para devolver a la gestión pública los servicios privatizados, entre ellos, por poner un ejemplo, las donaciones de sangre?

»Desde La administración central hay una cuestión fundamental que se puede llevar a cabo desde el minuto cero: La derogación de la ley 15/97 sobre la habilitación de nuevas formas de gestión en el SNS, que es el punto de partida para la ruta de la privatización. Derogar esta ley impediría nuevas privatizaciones y en relación a los procesos que ya están en marcha, tienen que ser revisados uno por uno y asegurar que cumplen los compromisos reflejados en el contrato, es decir, auditorias como un mecanismo de transparencia. Precisamente en lo referente a las Donaciones de sangre, cuyos trabajadores están padeciendo el abuso de la privatización, no se están cumpliendo los acuerdos pactados, con lo que se podría valorar la posibilidad jurídica de revertir el recurso privatizado sin necesidad de recompensar por lucro cesante.


»¿Eliminará Podemos los copagos en la sanidad pública?

»Sí, es uno de nuestros compromisos. Blindar los derechos sociales como uno de los cinco ejes constitucionales que planteamos desde Podemos, exige que la salud adquiera el status de un derecho fundamental, lo que terminaría con la exclusión, la falta de equidad y las diferencias en el acceso a la atención sanitaria. En esta línea, eliminaríamos los copagos de forma progresiva para evitar que haya personas que no realizan sus tratamientos adecuadamente por falta de medios económicos, lo que llamamos pobreza farmacéutica, y que puede acarrear descompensaciones importantes de un cuadro clínico. La disminución (hasta su eliminación) de los copagos debe hacerse priorizando aquellos que mayor daño hacen a la salud de la población y que más repercuten sobre el gasto directo que los usuarios hacen.


»También plantean ampliar la cartera de medicamentos financiados por la sanidad pública. ¿De qué medicamentos estamos hablando?

»De aquellos medicamentos que han demostrado un beneficio terapéutico, que no necesariamente han de ser los de coste más elevado. Hay que hacer una revisión muy seria sobre el coste y la eficiencia de los medicamentos, teniendo en cuenta la repercusión en la calidad de vida. Las decisiones de qué medicamentos se van a incluir o no ha de ser una decisión basada en criterios técnicos y procedimientos solventes, rigurosos y transparentes, no una decisión política resultante del equilibrio inestable de querer contentar a diversos grupos de presión. Apostamos por una política responsable de genéricos y por el desarrollo de la investigación en nuevas moléculas. Otro asunto importante que nos preocupa es la medicalización excesiva, somos uno de los países de la UE con mayor consumo de fármacos, y no olvidemos que existen los efectos adversos que pueden ser dañinos. Queremos revisar esta tendencia medicalizadora frente al malestar con propuestas que permitan otros modos de actuación.


»¿Y qué opina de las empresas farmacéuticas? ¿Ve necesario algún tipo de legislación que salvaguarde el derecho de los pacientes por encima de los intereses de estas empresas como ha sido el caso de los tratamientos contra la hepatitis B?

»No estamos en contra de las empresas farmacéuticas pero si nos parece razonable que den cuenta, en todo momento, del proceso de fabricación de un fármaco, para que el margen de beneficio no sea un “hacer caja” sino un beneficio lícito. Si se está comprometido con la Democracia, no se debe temer a los procesos de transparencia y rendición de cuentas. Defendemos la justicia como forma de distribución, tanto para las cargas como para los beneficios. Cuando existen conflictos entre intereses privados y públicos, un Estado debe de tomar las decisiones que sean favorables a la ciudadanía y no a las corporaciones.


»¿Qué se puede hacer en materia de atención primaria tan devaluada en los últimos años?

»La atención primaria es el pivote central del Sistema y hay que mimarla porque su labor es fundamental para una atención integrada y coordinada. Todos los partidos dicen que es el eje principal del sistema pero a la hora de financiar se sigue repartiendo el dinero con los ojos en el hospital. Uno de los desafíos a los que nos vamos a enfrentar en los próximos años es la atención a la cronicidad, en donde la gestión del cuidado en la proximidad es una pieza clave. Hay que invertir en el desarrollo y la innovación de la Atención Primaria para que el paso por el hospital sea algo puntual y resolutivo. Una Atención Primaria con competencias, liderazgo y apoyo a l@s profesionales que durante años han ido sosteniendo una parte fundamental del sistema con una infrafinanciación vergonzante.


»¿Ve necesario impulsar el desarrollo de la medicina preventiva que muchos facultativos ven como una política apropiada incluso para ahorrar costes al sistema público de salud?

»Una de las resoluciones más votadas en nuestra Asamblea Constitutiva de Vista Alegre, justo hace un año, resaltaba la importancia de la Salud en todas las políticas públicas, porque efectivamente es mejor prevenir que curar, es decir una sociedad que genere salud como un valor. La actuación sobre los determinantes sociales es prioritaria, porque además de generar desigualdades y aumentar la brecha social, repercute directamente en el Estado de salud de los ciudadanos así como los determinantes medioambientales, donde vemos cómo el incremento de la contaminación incide en el estado de salud. El cambio climático ha empezado a cambiar los modos de enfermar. Estamos empeñados en recuperar La salud pública y traerla de nuevo a la escena sanitaría. Prevenir, sí, pero no quedándonos solo en la medicina preventiva, sino caminando cascada arriba hacia los demás determinantes sociales de salud.


Una de las resoluciones más votadas en nuestra Asamblea Constitutiva de Vista Alegre, justo hace un año, resaltaba la importancia de la Salud en todas las políticas públicas, porque efectivamente es mejor prevenir que curar, es decir una sociedad que genere salud como un valor.

»El debate sobre la muerte digna ha entrado de lleno en la precampaña electoral. ¿Cuál es su posición al respecto? Y en cuanto a terminología, ¿eutanasia o muerte digna?

»Nuestra posición es muy clara, Derecho a una Muerte Digna. Pensamos que al igual que el Estado del Bienestar procura el buen vivir, también debe ocuparse del buen morir. No es una cuestión ideológica la que está en juego sino la aplicación de un derecho. En cuanto a la terminología nos decantamos por muerte digna porque la palabra Eutanasia, aunque significa la buena muerte, produce más equívoco.


»¿Cree necesario poner coto al conocido como ‘turismo sanitario?

»El llamado “turismo sanitario” fue la coartada para implementar por Ana Mato, lo que conocemos como el Apartheid sanitario, es decir la exclusión. El usuario del turismo sanitario no tiene nada que ver con el inmigrante en situación irregular y no son equiparables. La principal diferencia es que en el turismo se trata de personas con recursos, de ciudadanía europea y que vienen con el único fin de recibir tratamiento aquí. Para estas situaciones existen mecanismos en vigor y convenios bilaterales para que la atención se facture a los países de origen y no supongan una carga económica para nuestro sistema. Hay un pequeño detalle, no hay manera de encontrar en las publicaciones oficiales del Ministerio de Sanidad, cual ha sido el supuesto ahorro de aplicar este decreto.


»Como doctora en Psiquiatría, háblenos de la situación de los centros públicos de salud mental. ¿En qué situación se encuentran?

»La situación es muy crítica, lo que a mí me apena profundamente porque estuve muy implicada en sus inicios y ahora se les está dejando morir, al no dotarlos adecuadamente, reducir plantilla y modificar su dependencia administrativa. Los dispositivos de salud mental comunitaria precisan de equipos multidisciplinares y del trabajo en red en los distritos con diferentes agentes. El abordaje socio comunitario del sufrimiento psíquico es fundamental para que el Sujeto encuentre un modo de estar en el mundo. He de decir que, al igual que en el resto de la Sanidad Pública, la atención se sostiene por el gran esfuerzo y el compromiso de todos los profesionales.


»Y por último, ¿Qué amenaza supone el TTIP para los sistemas de salud públicos, en concreto en España? ¿Y qué se puede hacer al respecto?

»El TTIP es una clara amenaza para la sostenibilidad de nuestro sistema de salud porque toma a la salud como un nicho de negocio y da prerrogativas a las farmacéuticas y a las grandes corporaciones privadas. Esto tendría un impacto directo en el acceso a los medicamentos y en la Salud Pública. Si a esto sumamos las políticas de privatización que se han llevado a cabo durante estos años, en el sector sanitario, con cargo a la financiación pública, la corrupción está servida: tráfico de influencias, opacidad en la gestión económica, puertas giratorias.

»La posición es No al TTIP, informando y movilizando a la Sociedad Civil del engaño que encierra este tratado. Desde Podemos, en el Europarlamento, nuestros representantes están muy activos denunciando y presionando para que se paren estos acuerdos.»





Administración Pública e innovación

2015/11/23

Newsletter L&I, n.º 79 (2015-11-23)





Administração Pública e inovação | Administración Pública e innovación |
Administration Publique et innovation | Public Administration and innovation

Um inovador | Un innovador | Un innovateur | An innovator

Uma inovação | Una innovación | Une innovation | An innovation

A execução da inovaçao | La ejecución de la innovación | L’exécution de l’innovation |
The innovation execution



Liderar Inovando (BR)

«Por que o Brasil entrou no vermelho. Como o governo ficou sem dinheiro para pagar suas contas e o que pode ser feito de imediato para resolver o problema» [web] [intro]
«Brazil Foundation busca iniciativas sociais inovadoras para financiar» [web] [intro]
«Manifesto da Educação – Planejamento para virarmos o Camboja» [web] [intro]
«10 inovações que mudaram o mercado nos últimos anos» [web] [intro]

Liderar Inovando (PT)

«Soares da Costa assume aposta na África Central na primeira assembleia em Luanda» [web] [intro]
«Dieselgate. Cerco à indústria automóvel pede alternativas. É o fim do gasóleo?» [web] [intro]
«Os têxteis que estão a mudar o mundo» [web] [intro]
«PACC suspensa, menos alunos por turma, menos carga disciplinar, menos retenções» [web] [intro]

Liderar Innovando (ES)

«Las empresas prefieren ir a Portugal pese al saldo de polígonos gallegos» [web] [intro]
Salustiano Mato, rector de la Universidad de Vigo: «Estamos gestionando el dinero de los ciudadanos y lo principal es ser responsables y gastar lo que ingresamos aunque no nos den todo lo que necesitamos» [web] [intro]
«Errores y aciertos del vino español, esperanza en el futuro» [web] [intro]
«997 millones para “menos cemento y más conocimiento”» [web] [intro]

Mener avec Innovation (FR)

«Le président chinois propose l'innovation et une économie ouverte pour stimuler la croissance mondiale» [web] [intro]
Axelle Lemaire sur la loi numérique: «Je n’aurais pas pu faire une loi de droite» [web] [intro]
«Notre statut coopératif n’est pas une contrainte mais notre force» [web] [intro]
«Quel rôle jouera l’entreprise tunisienne dans la Deuxième République» [web] [intro]

Leadership and Innovation (EN)

«It will take more than being ‘bouncy’ to fix Australia’s innovation system» [web] [intro]
«New Work of Literary Fiction Tackles Corruption in Politics and Social Hierarchy in Modern-Day India» [web] [intro]
«Innovation, Central-Bank Style» [web] [intro]
«Sensor-to-Server: Execute Locally, Communicate Globally...» [web] [intro]

Licencia Creative Commons Licencia Creative Commons
Atribución-NoComercial 4.0 Internacional








2015/11/20

«997 millones para “menos cemento y más conocimiento”»




Diario de Avisos



«Canarias va a disponer de 997,7 millones de euros en el período presupuestario 2014-2020 con cargo al Fondo Regional Europeo (Feder), pero, a diferencia del septenio anterior de 2007 a 2013, las inversiones ya no se dirigirán tanto a grandes infraestructuras como a consolidar un nuevo modelo de desarrollo basado en “menos cemento y más conocimiento”. Así definió Jordi Torrebadella, jefe adjunto de la Unidad de España de la Comisión Europea, la nueva filosofía inversora de los fondos europeos en este período, en el que el grueso de los recursos se destinarán a investigación, desarrollo e innovación; tecnologías de la información; competitividad de las pymes; internacionalización de la economía; y fomento de las energías renovables.

»Torrebadella participó junto a Anatolio Alonso, subdirector general de gestión del Feder del Ministerio de Hacienda, y Rosa Dávila, consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, en el acto de presentación del Programa Operativo Feder Canarias 2014-2020, en el que junto a los 997,7 millones que aporta la Unión Europea se suman aportaciones del Estado y de la Comunidad Autónoma hasta un total de 1.173,7 millones. La definición de las inversiones se ha ajustado a la estrategia de desarrollo de Canarias para conseguir una evolución sostenible de la economía y del empleo, explicó Rosa Dávila.

La definición de las inversiones se ha ajustado a la estrategia de desarrollo de Canarias para conseguir una evolución sostenible de la economía y del empleo, explicó Rosa Dávila.

»La consejera explicó que de los 1.173 millones de euros de inversión pública total, 846 serán gestionados por la Comunidad Autónoma a través de sus presupuestos y 327 millones por la Administración General del Estado en sus programas plurirregionales.

»Los fondos contribuirán al crecimiento económico, la generación de empleo, el aumento de la productividad, la mejora de la cohesión social y la convergencia real con Europa.

»La ayuda comunitaria de 997,7 millones de euros se destinará principalmente a la mejora de la competitividad de las pymes, a apoyar acciones para favorecer el paso hacia una economía baja en carbono, al desarrollo de los sistemas de transporte sostenibles, a la investigación, el desarrollo y la innovación y a las tecnologías de la información. También hay actuaciones previstas para la adaptación al cambio climático y la prevención y gestión de riesgos, así como inversiones en infraestructuras sociales y sanitarias.»





La ejecución de la innovación

2015/11/19

«Errores y aciertos del vino español, esperanza en el futuro»




Mara Sánchez. Revista Sobremesa. Ilustraciones: Ricardo Cámara



«La crisis provocó un brutal reajuste del mercado patrio y cribó a los menos preparados. La tempestad remitió y algunos responsables de grandes firmas analizan este tiempo de recesión y cambio y dan las claves para mejorar.

»Aunque aún no se puede afirmar que el mal momento haya pasado, parece que las aguas empiezan a encauzarse, no sin seguir generando algunos sinsabores. Además, el cauce por el que ahora discurre es incuestionable, tanto que ha exigido importantes peajes de sobra conocidos: caída significativa de las ventas, retroceso de algunas denominaciones de origen que empezaban a sacar la cabeza, bajada de precios, salida al mercado exterior con infinitas limitaciones y condicionantes, y fronteras para muchos auténticos desconocidos. Incluso el cierre y venta de bodegas, algunas de ellas firmas significativas del panorama vinícola español.

»La crisis que ha padecido este país a partir de 2007 no ha perdonado sector alguno, y menos al del vino, que depende directamente de la economía y frente al que el consumidor se volvió más conservador en sus gustos, en el sentido de apostar por “lo más conocido”, además de reducir drásticamente su consumo, dentro y fuera de casa. En ese escenario, además, la ley tampoco se ha puesto de su parte, sino más bien al contrario, al considerarlo alcohol y no alimento, como ha demandado encarecidamente el sector siempre que ha tenido ocasión. Pero lo de “¡viva el vino!” que un día gritó nuestro actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se quedó solo en eso, en un grito, pues apoyo ha habido poco para un sector del que dependen tantas familias, que genera tantísimos puestos de trabajo, sin olvidar la cantidad de hectáreas de viñedo español (más de 950.000 según los últimos datos del OEMv relativos a la superficie de viñedo en 2014), la mayor extensión del mundo.

»No obstante, debemos reconocer que lo que ha vivido el sector en estos años es responsabilidad de todas las partes implicadas, y la autocrítica está a la orden del día aunque la causa tenga diversos orígenes. Máximos representantes de algunas conocidas firmas, de diferentes zonas, tamaños y filosofía, reflexionan en voz alta sobre lo que, desde su propia experiencia, ha provocado la crisis sin obviar lo que venía aconteciendo en el sector y que puede haya provocado que se vea afectado de tan importante manera. Coinciden en conceptos como valor añadido y unión necesaria, además de señalar el crecimiento desorbitado de bodegas; sin duda, el vino ha tenido su propia burbuja.


»Consumo y precios a la baja

»Luis Valentín y Carmen Enciso, socios y copropietarios de la riojana Valenciso, hablan desde una bodega que solo elabora un tinto reserva para hacer una primera observación. “La crisis, en general, dificultó la venta de vinos de gama media alta y alta; se banalizó la calidad dando prioridad al precio, y afectó de manera frontal a muchas bodegas nuevas, nacidas en el boom de los años anteriores, haciendo naufragar o retrasando la marcha de cantidad de proyectos, muchos de ellos poco sólidos por carecer de saber hacer y tener demasiado endeudamiento proveniente de los tiempos del dinero fácil. Se opta por reducir los planes de inversión y se toman medidas antiexpansivas para afrontar una crisis que nadie pensaba ni tan profunda ni tan larga, manteniendo, sobre todo, una disminución de los precios, a veces, a niveles que destruyen años de esfuerzo de posicionamiento”. Un certero retrato de la situación, pero que tampoco tienen claro que se pudiera haber enfrentado de otra forma: “Si ni los grandes analistas internacionales ni los servicios de estudios más sesudos fueron capaces de prever esta crisis, no lo iba a hacer nuestro sector. Así que ha habido una actitud reactiva y no preventiva, y las necesidades de capear el temporal se han centrado sobre todo en precios más agresivos”, una política que consideran se continúa practicando. En todo caso, ven la parte positiva de la crisis “porque ha eliminado proyectos locos en su planteamiento financiero o comercial, y han supuesto la introducción de la exportación como vía estratégica en muchas bodegas que, antes, la consideraban una opción oportunista”. No es el caso de sus vecinos riojanos de Muga, donde Eduardo Muga reconoce que “los esfuerzos en abrir y consolidar mercados de exportación en los años anteriores a la crisis fueron cruciales para afrontar una época dura y de muchos retos. Luego, el retorno de la inversión en viajes, ferias, presentaciones, catas... ha sido más visible durante esta crisis”, añade.

»Lo que sí es una realidad, como afirma May Madrigal, socia propietaria de Más que Vinos (Cabañas de Yepes, Toledo), es que frente a exageradas inversiones de años atrás, difíciles de amortizar, se ha salido al mercado tirando precios, “uno de los efectos más que evidentes en nuestra zona, sin olvidar la intervención de algunas cooperativas del país, lo que resulta una competencia desleal”. Reclama la necesidad de apoyo a las marcas de calidad, de todas las zonas y tamaños, “estamos tirando del carro, pero las pequeñas lo tenemos más complicado y por eso hay que recurrir al mercado internacional exportar. Nosotros exportábamos el 100% cuando salimos en el 99 con Ercavio, pero ahora ha salido todo el mundo y la competencia es brutal porque lo hacen con precios muy bajos, lo que daña a todo el sector; a veces encuentras vinos con precios por debajo de una botella de agua y eso es horroroso”.

»No obstante, Luis Valentín asegura que el gran problema del sector es anterior a la crisis y se debe a la caída del consumo nacional. “Es increíble que el país con más viñedo del mundo tenga un consumo per cápita tan reducido, la mitad del que tenía en los años 80. Hemos sido incapaces de luchar contra la identificación vino-alcohol y de incorporar a las nuevas generaciones al interés por el vino”, aduce. Pero además, Xavier Gramona, vicepresidente de Gramona, añade que tampoco se ha escuchado lo que el mercado pedía, sino que se pensaba que con hacer un vino de calidad bastaba, “pero no es suficiente con tener un vino con personalidad que refleje la tierra o el paisaje, hay que saber llegar al consumidor y crear una estructura sostenible con los recursos de que se disponga. El mercado nos dice: ‘Dame el producto que necesito, no el que tú quieras’, y hay que encontrar un punto intermedio entre ambos que permita a los proyectos sobrevivir”.


»La burbuja inmobiliaria del vino

»Desde Rueda, Mariví Pariente, propietaria y alma mater de Bodegas José Pariente, incide en la cantidad de bodegas que aparecieron durante la década anterior a la crisis, “la inversión se disparó convirtiéndose, en muchos casos, en un nuevo hobby de gente adinerada o apasionada por este mundo que disponía de capital para invertir. En general, estas empresas fueron las primeras en sucumbir a la crisis, pues este trabajo es precioso, pero exige mucho sacrificio, tiempo, y el retorno no suele ser inmediato. Por eso ha habido bodegas que han sufrido mucho, llegando a desaparecer, pero otras tantas han nacido, crecido y tenido éxito durante este periodo, y es en las que hay que fijarse para aprender”. Dicho esto, considera que el éxito responde a tener una estrategia empresarial clara desde el principio. Un trabajo constante hacia la calidad, y en caso de crecer, que sea un crecimiento asumible y controlado. Luego de una investigación constante en pro de esa calidad, y de elaborar vinos diferentes, sin olvidar la importancia de una red de distribución cercana y comprometida con el proyecto. A pesar de su dureza, la crisis ha servido a muchos para definir su estrategia”.

»De cara al futuro, considera impulsar el consumo nacional un trabajo de todos, “productores, distribuidores, restauradores y prensa, además de ser indispensable reforzar la imagen en el exterior. Tenemos productos excelentes y lo que necesitamos es que, cuando piensen en nuestros vinos tengan las mejores referencias en la cabeza”.

»Gerardo Méndez, viticultor experimentado y propietario de las bodegas gallegas que llevan su nombre, refiere la cantidad de bodegas y vinos de alta gama que surgieron en un determinado momento, pero hace una lectura en positivo. “Durante la época de bonanza salieron vinos de alta calidad que ayudaron a demostrar que en nuestro país se hacen tan grandes vinos como los de nuestros vecinos, pero a precios más módicos. Luego la crisis ha obligado a realizar ajustes para seguir en la batalla, y los productos de precios desorbitados se han dejado de vender, pero esas elaboraciones han contribuido a prestigiar al sector en general”. Respecto a las nuevas construcciones llegadas de la mano del ladrillo, al margen de que hayan errado o no en su planteamiento empresarial, hay que pensar que fue algo bueno porque suman fuerzas al sector, “y cuantos más seamos, cuantos más estemos en el exterior, mejor para todos: al final la gente compra vino español”. También valora como bueno el hecho de tener que salir al extranjero a vender, “porque la necesidad obliga a moverse, salir a pelear en otros mercados te va haciendo también más grande. Tal vez hemos dejado de vender en zonas de influencia por diversos motivos, pero hemos llegado a unos mercados que antes no teníamos”.


»Profesionalizar la gestión

»Xavier Gramona introduce un nuevo concepto capital, la profesionalización de la gestión. “El sector, al menos en la pequeña y mediana bodega, no había integrado profesionales de mercado ni planificación en sus filas, por lo que adolecía, antes de esta crisis, de posicionamientos de producto competitivos y sólidos, se tenían estrategias de penetración de mercados muy naif, y, en general, se han desarrollado muchos proyectos con pies de barro o bases poco sólidas”. Pero no solo habla de las bodegas, también se refiere a organismos e instituciones, patronales, denominaciones, Consejos Reguladores y administración pertinente: “Este camino de la profesionalización mejorará sus posibilidades de dar un futuro a asociados y al sector. Su carencia de enfoque era muy preocupante y los cambios son todavía muy incipientes, pero deben entender lo importante que es tener buenos y experimentados profesionales en estas instancias, donde todavía se contratan juniors a sueldos mínimos”, arguye Gramona. Un planteamiento que comparte Eduardo Muga desde Bodegas Muga al apuntar la necesidad de invertir en recursos, personal y formación para conocer bien los diferentes mercados y sus canales de comercialización, “como manera de poder adaptar nuestra estrategia para posicionarnos de manera sostenible a medio y largo plazo”.

»Al margen de esto, May Madrigal denuncia, en los últimos años, una exagerada carga burocrática desde las diversas instituciones (consejerías, ministerios, Hacienda, Consejos Reguladores...), “un coste que luego tenemos que repercutir en el precio de nuestros productos”. Aboga por una agilización de los trámites, “y deberían centrarse más en defender la calidad de nuestros vinos, nuestra riqueza vinícola, darle valor, al tiempo que preocuparse por hacer cultura del vino pensando en el nuevo consumidor joven, en acercarle al sector, comunicándoselo de una forma más sencilla, con un lenguaje más fácil, aunque esto es un esfuerzo de todos”. Una necesidad divulgativa compartida por Eduardo Muga. “Es fundamental comunicar a los consumidores, cada vez más receptivos y curiosos, lo que hay detrás de cada botella, nuestra historia y tradición, nuestros paisajes, la cultura... Todo ello de manera entretenida y con un lenguaje accesible”, subraya.



Al margen de esto, May Madrigal denuncia, en los últimos años, una exagerada carga burocrática desde las diversas instituciones (consejerías, ministerios, Hacienda, Consejos Reguladores...), “un coste que luego tenemos que repercutir en el precio de nuestros productos”. Aboga por una agilización de los trámites, “y deberían centrarse más en defender la calidad de nuestros vinos, nuestra riqueza vinícola, darle valor, al tiempo que preocuparse por hacer cultura del vino pensando en el nuevo consumidor joven, en acercarle al sector, comunicándoselo de una forma más sencilla, con un lenguaje más fácil, aunque esto es un esfuerzo de todos”. Una necesidad divulgativa compartida por Eduardo Muga. “Es fundamental comunicar a los consumidores, cada vez más receptivos y curiosos, lo que hay detrás de cada botella, nuestra historia y tradición, nuestros paisajes, la cultura... Todo ello de manera entretenida y con un lenguaje accesible”, subraya.

»Dignificar la marca España

»Lo que resulta evidente para todos es esa caída del consumo en nuestro país afectada, en los últimos años, por la disminución del poder adquisitivo. En este contexto Mariví Pariente apunta que “no somos un país que genere un autoconsumo tan potente como para cubrir la oferta, por lo que la exportación se ha presentado como alternativa de supervivencia para muchas empresas”. Y es ahí donde localiza otro desafío para el sector, “trabajar conjuntamente para mejorar la concepción que en la mayoría de los países se tiene de la Marca España”. Somos el mayor exportador de vinos a granel, pero con los vinos de calidad vamos por detrás de nuestros vecinos europeos, “y es que, aunque tenemos excelentes vinos, en numerosos lugares aún conciben nuestras elaboraciones como vino de menor precio que el italiano o el francés”, añade Pariente.

»Es uno de los obstáculos más importantes con los que se topan las bodegas españolas, aunque José Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro, opta por “no desfallecer y tirar para delante de la mejor manera posible, a pesar de las circunstancias”. Aunque mirando para atrás sí apunta que hemos sido durante años el gran desconocido en el mercado internacional, “nuestra exportación era deficiente, hoy todo es distinto, pero no sin ayuda. Muchos teníamos que llevar el vino bajo el brazo e ir de puerta en puerta ofreciendo formación, catas, arriesgando. Hoy el futuro pasa por el tándem tradición-innovación, que se apueste por las nuevas creaciones, por el carácter y la elegancia, ahí está el reto. Además, el vino es un compromiso con los viñedos y con su calidad”. Luis Valentín, de Valenciso, tiene también claro que el futuro pasa por la exportación, pero apoyada en la calidad, que se transmita a la imagen de los vinos, y en mejores precios acordes con esa calidad.

»Una línea argumental compartida por Irene Canalejo, de Pago de Larrainzar. “No debemos vender solo a buenos precios, sino que, los pequeños como nosotros, debemos fijarnos en vender algo singular, en destacar lo mejor de nuestra tierra, una historia, aunque muchas veces esa singularidad se diluye dentro de inmensas denominaciones de origen que abarcan zonas muy diferentes”. Coincide con ellos Gerardo Méndez, quien ve en esa política de precios bajos uno de los errores cometidos en estos años, “pues hacen mucho daño tanto a la zona de la que proceden como a la imagen del vino español”. Por esta razón, para Méndez el futuro del sector pasa por el trabajo serio en el presente, por una buena viticultura, la selección de los suelos... “Además de salir al mercado compitiendo por la calidad de los vinos y no por el precio”. Dicho esto, entiende que su postura está condicionada por el perfil de su negocio, una bodega pequeña que mueve unas 80-90.000 botellas anuales, “pero hay muchas como la nuestra en España”.

»Bodegas Muga estaría en el otro extremo, pero Eduardo Muga no tiene ninguna duda sobre la necesidad de “potenciar más la calidad y diferenciación de los vinos poniendo estos aspectos en valor para tener estrategias sostenibles en el tiempo, y con precios que permitan márgenes adecuados en cada segmento. Con el apoyo de la Administración, tenemos que dar ese salto de notoriedad y que esas etiquetas estén presentes en las mejores plazas y cartas del mundo, aunque todavía queda camino que recorrer para conseguirlo”.


»La unión se hace necesaria

»Estancia Piedra llegó a Toro con la vendimia del 99, “al mismo tiempo que una avalancha de promesas enológicas y grandes nombres, sin que tuviéramos ninguno”, cuenta Inma Cañibano, directora general de la bodega desde sus comienzos. “La crisis durante unos años fue casi continua –añade–, o una sucesión de micro crisis propias dentro de esa gran crisis global, y ese es uno de los problemas del vino. Somos microcosmos, en muchos casos con problemas de comunicación incluso con los que tenemos más cerca, sin saber crear un frente común para lograr intereses comunes, y teniendo que enfrentarnos a las grandes multinacionales de bebidas que saben venderse y que no tienen ningún complejo a la hora de hacerlo”. Además, señala el hecho de cómo el sector fue creando un “lenguaje de iniciados” que contribuyo a alejar aún más del vino a los consumidores tradicionales sin que supiera captar a los nuevos. Para ello, incide en la importancia de darlos a conocer a través de todos los medios posibles, donde incluye el empleo de las redes sociales por las facilidades que ofrecen para llegar a un público a priori no consumidor. “No obstante, seguimos echando de menos la consideración de vino y viña como un patrimonio cultural, y, desde luego, envidiamos la omnipresencia y el prestigio que tiene en los medios el resto de la gastronomía”.

»Irene Canalejo explica que “en el vino existe un condicionante estructural que nos hace menos ágiles ante los problemas que otros sectores, el campo tiene su propio ritmo”, y considera fundamental la colaboración con los demás a la hora de conquistar mercados. “España es un país de pequeñas empresas, y estas entidades tienen más dificultades por sí solas a la hora de hacer marca, de innovar e internacionalizarse, por lo que apostamos por colaborar y asociarnos, dos palabras antes denostadas en el sector pero que son imprescindibles para crecer”.

»Desde las jumillanas Casa de la Ermita y Hacienda del Carche, Juan Vicente García, su propietario, opina que con un sector más unido tal vez se podría haber evitado, “en parte,” la caída de las ventas, del consumo y la tendencia hacia vinos más económicos, “apostando claramente por hacer de nuestras elaboraciones un producto apreciado, de prestigio, con nombre propio”.

»“Un sector más unido, junto con las administraciones, debe invertir en dar a conocer lo bien que se trabaja en España, haciendo patente el gran esfuerzo que hace el sector por ofrecer un producto de calidad, aumentando el valor añadido y prestigio de nuestras marcas, sin descuidar la importancia que tiene en nuestro país ni la gran diversidad de zonas vinícolas”. Aunque siguiendo con su argumento, García se pregunta también si distintas reconversiones que se han hecho en el viñedo han favorecido o perjudicado esa tesis que defiende, la de conseguir que se perciba el vino como un producto de valor añadido, “pues, en demasiadas ocasiones, en esas reconversiones ha primado la cantidad sobre la calidad de las uvas, y luego esos excedentes suponen una disminución de los precios, provocando que, en muchos países, el vino español se perciba como un vino barato”.»





Una innovación

2015/11/18

Salustiano Mato, rector de la Universidad de Vigo: «Estamos gestionando el dinero de los ciudadanos y lo principal es ser responsables y gastar lo que ingresamos aunque no nos den todo lo que necesitamos»




R. Suárez. Atlantico.net



«La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, en la que participa activamente Salustiano Mato, dijo esta semana al ministro de Educación que las universidades necesitan más “autonomía”.

»Es un mensaje dirigido también a todos los partidos políticos que se presentan a las elecciones generales. La CRUE representa a 76 universidades públicas y privadas.


»¿Qué le pide al Gobierno que salga de las urnas en las elecciones del 20 de diciembre?

»Al que venga, sea el que sea, le pedimos que nos devuelva la autonomía porque es una necesidad intrínseca para cualquier universidad avanzada del siglo XXI. No somos una administración pública cualquiera que se pueda regularizar de forma homogénea porque hay mucha diversidad. Lo que nos tienen que pedir los políticos y la sociedad es una gestión eficiente de los recursos que nos dan, por tanto salud económica y financiera, y sobre todo tenemos que responderles con resultados.


»¿Se refiere a las restricciones que hubo para contratar?

»De todas las normas y leyes que nos impusieron en estos años, lo peor fue la tasa de reposición y el control de la política de plazas, que fue un desastre para la universidad española y una herida mortal por la que estamos sangrando todavía las universidades jóvenes. A las universidades jóvenes y con más razón a la nuestra, que está saneada, que por ley no nos dejen ofertar un trabajo estable a un investigador aunque tengamos recursos es lamentable.


»Cuando hay elecciones se produce un desembarco de políticos en la Universidad de Vigo. ¿Qué les aporta esto a ustedes?

»Tenemos la puerta abierta a todo el mundo. Y nos interesa que la agenda y los programas de todos los partidos incluyan la información y los deseos que tiene nuestra Universidad y entiendan que es clave para el desarrollo del Estado de Bienestar.


»La Universidad de Vigo es la única de Galicia con déficit cero. ¿Les costó mucho sacrificio llegar a eso? ¿Al final esto les perjudicó en el reparto del plan de financiación autonómico?

»Estamos gestionando el dinero de los ciudadanos e, independientemente de que nos lo premien o no los políticos de turno, lo principal es ser responsables y gastar lo que ingresamos aunque no nos den todo lo que necesitamos. Dada la situación de las otras universidades gallegas intentamos ser solidarios en el plan de financiación, aceptamos menos dinero por resultados porque hace falta para pagar las nóminas y las necesidades estructurales, pero pedimos que hagan sus planes de gestión, como ya están haciendo, para corregir el déficit y en esa medida aumentarán los fondos por resultados.


»¿Cómo se pasa de cero a colaborar con la NASA en proyectos para desviar asteroides? ¿Es solo el talento de dos o tres investigadores o hay algo más?

»Detrás de eso hay un modelo de universidad que se empezó a configurar en el año 98 con Domingo Docampo, que estamos desarrollando y demostrado que no solo funciona en época de vacas gordas sino en época de vacas flacas. Estamos sorprendiendo a muchas universidades, algunas muy punteras.


»¿Cuál es ese modelo?

»Lo que queremos es ser una universidad que las personas vean cerca y que nos quieran, aunque sea el gran lugar de la sabiduría no es una torre de marfil. Eso se hace devolviendo a la sociedad todo lo que nos da, viendo como todo nuestro talento se vuelca en sus necesidades y que el conocimiento se transfiere cada vez de forma más activa, generando empleo, desarrollo económico, soluciones sociales y un entorno de bienestar. Es un modelo que fabricó muchas herramientas de captación de talento investigador, agrupaciones estratégicas, contratos-programas que luego se extendió a políticas autonómicas y nacionales, y funcionó.


»¿Por eso hay varios centros tecnológicos de ámbito nacional en el entorno del campus?

»Nosotros actuamos con generosidad institucional, transferimos el conocimiento a cambio de nada, para que la economía se desarrolle con instrumentos más adecuados y que los sectores económicos sean dueños de ese conocimiento, lo absorban y lo gobiernen.


»¿Siguen luchando para que se mida la transferencia que realiza la Universidad?

»Es una lucha constante. No se valora en los ránkings internacionales ni en los planes de financiación ni en nada. Tenemos una producción directa que miden los ránkings pero tenemos también una producción indirecta muy superior y cada vez más creciente que no figura. Sería bueno para España que se midiese la trasferencia igual que se mide la investigación: si a los profesores les sirviese para ser catedráticos, para estar en tribunales o para tener prestigio profesional tendrías a miles de personas saliendo a las empresas a ver qué problemas tienen. Es un problema de psicología colectiva, en la Universidad la gente no busca dinero busca prestigio.


»¿Hay paralelismos entre la Universidad y Silicon Valley?

»Creo que con este modelo y con la interacción con la instituciones que tenemos en Vigo hemos construido un auténtico valle de innovación. Vigo y su entorno ya no es solo ‘Galifornia’ por el clima, sino que es un ecosistema de innovación. Somos el único de Galicia y de los pocos de España que hemos construido, entre todos, los elementos necesarios para generar la cadena que va desde la idea al valor. Tenemos la Universidad y la generación de talento con todas sus modalidades, toda la mecánica de transferencia, centros científicos, centros singulares de investigación, centros tecnológicos, parques científicos, parques tecnológicos y logísticos, polígonos industriales, todo el ecosistema, y tenemos los actores principales que son los investigadores, emprendedores y empresarios que apuestan por el I+D y están generando un entorno atractivo, y además se esta fortaleciendo con esa alianza estratégica que tenemos por ejemplo con Zona Franca y con la especialización de los campus. Esto nos va a permitir la internacionalización del talento y hacer paralelismos con otros valles de innovación.


»Acaban de aprobar un plan de captación de talento investigador, ¿van a dar algún paso más?

»En el próximo Consello de Goberno aprobaremos un plan complementario, dirigido a la captación de gente ya acreditada que haya ganado un Starting Grant. Tuvimos que diseñar algo porque estábamos cercenados y lo notábamos enormemente. Nos impedían captar, nos dicen que no quieren más funcionarios en este país y te comparan celadores con cirujanos.


»¿Hay una generación perdida?

»Lo importante no es que la gente se vaya, sino que no lo haga obligada y que pueda volver. Está ligado al cambio en el mundo productivo, tenemos un tejido productivo basado en conocimiento poco desarrollado y eso hace que nuestro talento tenga mejores oportunidades fuera.



“Necesitamos referentes, la sociedad sufre una involución”.

»“Necesitamos referentes, la sociedad sufre una involución”


»La Xunta pondrá 1,5 millones de euros para construir la sede institucional de la Universidad en los edificios que van a rehabilitar de O Berbés, pero ustedes ya estaban en el centro de la ciudad con su campus histórico.

»Tenemos un campus histórico absolutamente a tope, no da para más. Afortunadamente tanto Ingeniería Industrial como Comercio son titulaciones que tienen éxito de matrícula, la biblioteca de Torrecedeira también tiene una ocupación muy elevada, y los servicios trasversales que queremos dar a los ciudadanos necesitaban una sede propia. Agradecemos enormemente el esfuerzo de la Consellería.


»La FP bajó en número de alumnos este año. ¿Supuso una subida en la Universidad?

»Es difícil que crezcamos porque estamos en el punto de equilibrio desde hace cuatro años, entre el 93% y el 95% de ocupación. Solo podemos crecer si nos autorizan más plazas en titulaciones que tengan mucha demanda. Lo que queremos es crecer en el posgrado y hacer una oferta atractiva, es lo que nos ocupó estos años.


»¿Hay alguna facultad interesada en crear grados de tres años con máster de dos años? ¿Qué espera sobre esta opción abierta en su día por el Ministerio?

»Espero que no vaya adelante y que se derogue. Volvemos al tema de la autonomía, a lo que debe estar y lo que no. La única competencia lógica que tiene que tener el Gobierno de España sobre el sistema universitario es precisamente la homogeneización de títulos (el formato, otra cosa son los contenidos), pero el anterior ministro se desprendió de ella creando ruido, desconcierto y caos.


»¿Cómo es la relación que mantienen con el Sergas? ¿Qué cambios esperan con la apertura del nuevo hospital que añade espacios para investigar, el acuerdo con la Facultad de Medicina y el edificio del Centro de Investigaciones Biomédicas que abrirá en primavera en el Campus?

»Trabajamos bastante en el acuerdo con Medicina pensando no solo en la Universidad, sino en los complejos hospitalarios del sur de Galicia que estaban colaborando con la Universidad de Santiago pero no tenían el mismo reconocimiento que los hospitales que estaban adscritos a esa universidad. Va a ser un estímulo importante para todos nuestros facultativos. También teníamos un problema porque los hospitales de aquí no estaban diseñados como hospitales universitarios, el Álvaro Cunqueiro incorpora espacios para la investigación y con el Cinbio habrá un desarrollo mayor, es un espacio de oportunidad. Para un hospital es fundamental tener incorporadas la pata académica y la investigadora.


»Sin contar los temas educativos, ¿qué le interesa más cuando ve las noticias desde Cataluña hasta el Celta? (La entrevista se hizo antes del atentado de París).

»Hay muchas noticias que me conmueven y me preocupan, y me ponen intranquilo porque detrás de ellas lo que hay es un proceso de involución y de empeoramiento de la sociedad en la que vivimos de tal manera que estamos empezando a dudar de un sistema que nos llevó al bienestar como la democracia. Por todos lados pasamos barreras y líneas rojas y todo tiene que ver con el sistema educativo, como la violencia de género, son síntomas de que la sociedad está dando pasos atrás. Hay que hacer una reflexión muy profunda y pensar que la raíz está en los ejemplos y referentes que estamos fabricando, hay que buscar buenos modelos para que la sociedad se vaya acercando a ellos.»





Un innovador