2015/11/18

Salustiano Mato, rector de la Universidad de Vigo: «Estamos gestionando el dinero de los ciudadanos y lo principal es ser responsables y gastar lo que ingresamos aunque no nos den todo lo que necesitamos»




R. Suárez. Atlantico.net



«La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, en la que participa activamente Salustiano Mato, dijo esta semana al ministro de Educación que las universidades necesitan más “autonomía”.

»Es un mensaje dirigido también a todos los partidos políticos que se presentan a las elecciones generales. La CRUE representa a 76 universidades públicas y privadas.


»¿Qué le pide al Gobierno que salga de las urnas en las elecciones del 20 de diciembre?

»Al que venga, sea el que sea, le pedimos que nos devuelva la autonomía porque es una necesidad intrínseca para cualquier universidad avanzada del siglo XXI. No somos una administración pública cualquiera que se pueda regularizar de forma homogénea porque hay mucha diversidad. Lo que nos tienen que pedir los políticos y la sociedad es una gestión eficiente de los recursos que nos dan, por tanto salud económica y financiera, y sobre todo tenemos que responderles con resultados.


»¿Se refiere a las restricciones que hubo para contratar?

»De todas las normas y leyes que nos impusieron en estos años, lo peor fue la tasa de reposición y el control de la política de plazas, que fue un desastre para la universidad española y una herida mortal por la que estamos sangrando todavía las universidades jóvenes. A las universidades jóvenes y con más razón a la nuestra, que está saneada, que por ley no nos dejen ofertar un trabajo estable a un investigador aunque tengamos recursos es lamentable.


»Cuando hay elecciones se produce un desembarco de políticos en la Universidad de Vigo. ¿Qué les aporta esto a ustedes?

»Tenemos la puerta abierta a todo el mundo. Y nos interesa que la agenda y los programas de todos los partidos incluyan la información y los deseos que tiene nuestra Universidad y entiendan que es clave para el desarrollo del Estado de Bienestar.


»La Universidad de Vigo es la única de Galicia con déficit cero. ¿Les costó mucho sacrificio llegar a eso? ¿Al final esto les perjudicó en el reparto del plan de financiación autonómico?

»Estamos gestionando el dinero de los ciudadanos e, independientemente de que nos lo premien o no los políticos de turno, lo principal es ser responsables y gastar lo que ingresamos aunque no nos den todo lo que necesitamos. Dada la situación de las otras universidades gallegas intentamos ser solidarios en el plan de financiación, aceptamos menos dinero por resultados porque hace falta para pagar las nóminas y las necesidades estructurales, pero pedimos que hagan sus planes de gestión, como ya están haciendo, para corregir el déficit y en esa medida aumentarán los fondos por resultados.


»¿Cómo se pasa de cero a colaborar con la NASA en proyectos para desviar asteroides? ¿Es solo el talento de dos o tres investigadores o hay algo más?

»Detrás de eso hay un modelo de universidad que se empezó a configurar en el año 98 con Domingo Docampo, que estamos desarrollando y demostrado que no solo funciona en época de vacas gordas sino en época de vacas flacas. Estamos sorprendiendo a muchas universidades, algunas muy punteras.


»¿Cuál es ese modelo?

»Lo que queremos es ser una universidad que las personas vean cerca y que nos quieran, aunque sea el gran lugar de la sabiduría no es una torre de marfil. Eso se hace devolviendo a la sociedad todo lo que nos da, viendo como todo nuestro talento se vuelca en sus necesidades y que el conocimiento se transfiere cada vez de forma más activa, generando empleo, desarrollo económico, soluciones sociales y un entorno de bienestar. Es un modelo que fabricó muchas herramientas de captación de talento investigador, agrupaciones estratégicas, contratos-programas que luego se extendió a políticas autonómicas y nacionales, y funcionó.


»¿Por eso hay varios centros tecnológicos de ámbito nacional en el entorno del campus?

»Nosotros actuamos con generosidad institucional, transferimos el conocimiento a cambio de nada, para que la economía se desarrolle con instrumentos más adecuados y que los sectores económicos sean dueños de ese conocimiento, lo absorban y lo gobiernen.


»¿Siguen luchando para que se mida la transferencia que realiza la Universidad?

»Es una lucha constante. No se valora en los ránkings internacionales ni en los planes de financiación ni en nada. Tenemos una producción directa que miden los ránkings pero tenemos también una producción indirecta muy superior y cada vez más creciente que no figura. Sería bueno para España que se midiese la trasferencia igual que se mide la investigación: si a los profesores les sirviese para ser catedráticos, para estar en tribunales o para tener prestigio profesional tendrías a miles de personas saliendo a las empresas a ver qué problemas tienen. Es un problema de psicología colectiva, en la Universidad la gente no busca dinero busca prestigio.


»¿Hay paralelismos entre la Universidad y Silicon Valley?

»Creo que con este modelo y con la interacción con la instituciones que tenemos en Vigo hemos construido un auténtico valle de innovación. Vigo y su entorno ya no es solo ‘Galifornia’ por el clima, sino que es un ecosistema de innovación. Somos el único de Galicia y de los pocos de España que hemos construido, entre todos, los elementos necesarios para generar la cadena que va desde la idea al valor. Tenemos la Universidad y la generación de talento con todas sus modalidades, toda la mecánica de transferencia, centros científicos, centros singulares de investigación, centros tecnológicos, parques científicos, parques tecnológicos y logísticos, polígonos industriales, todo el ecosistema, y tenemos los actores principales que son los investigadores, emprendedores y empresarios que apuestan por el I+D y están generando un entorno atractivo, y además se esta fortaleciendo con esa alianza estratégica que tenemos por ejemplo con Zona Franca y con la especialización de los campus. Esto nos va a permitir la internacionalización del talento y hacer paralelismos con otros valles de innovación.


»Acaban de aprobar un plan de captación de talento investigador, ¿van a dar algún paso más?

»En el próximo Consello de Goberno aprobaremos un plan complementario, dirigido a la captación de gente ya acreditada que haya ganado un Starting Grant. Tuvimos que diseñar algo porque estábamos cercenados y lo notábamos enormemente. Nos impedían captar, nos dicen que no quieren más funcionarios en este país y te comparan celadores con cirujanos.


»¿Hay una generación perdida?

»Lo importante no es que la gente se vaya, sino que no lo haga obligada y que pueda volver. Está ligado al cambio en el mundo productivo, tenemos un tejido productivo basado en conocimiento poco desarrollado y eso hace que nuestro talento tenga mejores oportunidades fuera.



“Necesitamos referentes, la sociedad sufre una involución”.

»“Necesitamos referentes, la sociedad sufre una involución”


»La Xunta pondrá 1,5 millones de euros para construir la sede institucional de la Universidad en los edificios que van a rehabilitar de O Berbés, pero ustedes ya estaban en el centro de la ciudad con su campus histórico.

»Tenemos un campus histórico absolutamente a tope, no da para más. Afortunadamente tanto Ingeniería Industrial como Comercio son titulaciones que tienen éxito de matrícula, la biblioteca de Torrecedeira también tiene una ocupación muy elevada, y los servicios trasversales que queremos dar a los ciudadanos necesitaban una sede propia. Agradecemos enormemente el esfuerzo de la Consellería.


»La FP bajó en número de alumnos este año. ¿Supuso una subida en la Universidad?

»Es difícil que crezcamos porque estamos en el punto de equilibrio desde hace cuatro años, entre el 93% y el 95% de ocupación. Solo podemos crecer si nos autorizan más plazas en titulaciones que tengan mucha demanda. Lo que queremos es crecer en el posgrado y hacer una oferta atractiva, es lo que nos ocupó estos años.


»¿Hay alguna facultad interesada en crear grados de tres años con máster de dos años? ¿Qué espera sobre esta opción abierta en su día por el Ministerio?

»Espero que no vaya adelante y que se derogue. Volvemos al tema de la autonomía, a lo que debe estar y lo que no. La única competencia lógica que tiene que tener el Gobierno de España sobre el sistema universitario es precisamente la homogeneización de títulos (el formato, otra cosa son los contenidos), pero el anterior ministro se desprendió de ella creando ruido, desconcierto y caos.


»¿Cómo es la relación que mantienen con el Sergas? ¿Qué cambios esperan con la apertura del nuevo hospital que añade espacios para investigar, el acuerdo con la Facultad de Medicina y el edificio del Centro de Investigaciones Biomédicas que abrirá en primavera en el Campus?

»Trabajamos bastante en el acuerdo con Medicina pensando no solo en la Universidad, sino en los complejos hospitalarios del sur de Galicia que estaban colaborando con la Universidad de Santiago pero no tenían el mismo reconocimiento que los hospitales que estaban adscritos a esa universidad. Va a ser un estímulo importante para todos nuestros facultativos. También teníamos un problema porque los hospitales de aquí no estaban diseñados como hospitales universitarios, el Álvaro Cunqueiro incorpora espacios para la investigación y con el Cinbio habrá un desarrollo mayor, es un espacio de oportunidad. Para un hospital es fundamental tener incorporadas la pata académica y la investigadora.


»Sin contar los temas educativos, ¿qué le interesa más cuando ve las noticias desde Cataluña hasta el Celta? (La entrevista se hizo antes del atentado de París).

»Hay muchas noticias que me conmueven y me preocupan, y me ponen intranquilo porque detrás de ellas lo que hay es un proceso de involución y de empeoramiento de la sociedad en la que vivimos de tal manera que estamos empezando a dudar de un sistema que nos llevó al bienestar como la democracia. Por todos lados pasamos barreras y líneas rojas y todo tiene que ver con el sistema educativo, como la violencia de género, son síntomas de que la sociedad está dando pasos atrás. Hay que hacer una reflexión muy profunda y pensar que la raíz está en los ejemplos y referentes que estamos fabricando, hay que buscar buenos modelos para que la sociedad se vaya acercando a ellos.»





Un innovador

No hay comentarios:

Publicar un comentario