2016/05/05

Alejandro Ramírez Restrepo: «La cultura organizacional: el elemento fundante de la innovación»




Enviado por Alejandro Ramírez Restrepo, de RCR Partners y Sequoia Space. Revista Mprende. Imagen: freepik.



«La cultura organizacional de una empresa, adecuadamente diseñada e implementada, puede convertirse en el más poderoso factor de atracción de talento.

»De Google, hoy Alphabet, el gigante tecnológico, el rey de los motores de búsqueda, la asombrosa incubadora de ideas y soluciones, la alucinante fábrica de dinero, podría entendiblemente concluirse que debe su enorme éxito a su capacidad innovadora. ¿Pero de dónde surge efectivamente esa cualidad?

»Eric Schmidt y Jonathan Rosenberg nos comparten en su libro How Google Works, fundamentos y detalles que podrían considerarse útiles para responder este interrogante acerca de esa distintiva y anhelada característica que es la innovación, la cual puede ser definida, en palabras de Larry Page, cofundador de Google y CEO de Alphabet, consignadas en el prefacio del mismo libro, como la combinación entre equipos superambiciosos, pensamiento moonshot (no asumir que existen imposibles, sino averiguar qué es evidentemente factible en términos físicos), individuos librepensadores y metas gigantes: “[p]orque si usted contrata a la gente correcta y tiene suficientes sueños gigantes, usualmente va a lograr su cometido. E incluso si fracasa, usted probablemente aprenderá algo importante”, nos señala Page.

»Schmidt y Rosenberg, S&R, nos muestran una ordenada construcción que incluye la estrategia, la contratación del talento, el proceso de toma de decisiones, la forma de comunicar y terminan en la innovación, esa “distintiva y anhelada característica”. Pero el primer ladrillo de toda esta construcción que desemboca en la destacada innovación resulta ser la cultura organizacional.

El primer ladrillo de toda esta construcción que desemboca en la destacada innovación resulta ser la cultura organizacional.

»¿De dónde deriva la importancia de este componente corporativo? La cultura organizacional de una empresa, adecuadamente diseñada e implementada, puede convertirse en el más poderoso factor de atracción de talento que la organización demanda para el cumplimiento de sus metas. Por esta razón es que “cuando se está iniciando una nueva compañía o iniciativa, la cultura es el elemento más importante a considerar”, afirman S&R.

»Es preciso tener total claridad en que la cultura organizacional no consiste en las frases o compendios de buenas intenciones y manuales de buenas prácticas que quedan consignadas en manuales, estudios o el website de la compañía, sino que esta radica en los comportamientos de quienes trabajan en la empresa y fluye inicialmente desde los fundadores y líderes de esta. Lo último es cardinal para la obtención de una cultura organizacional ganadora. S&R citan al legendario Jack Welch, ex CEO de General Electric, diciendo: “No hay visión empresarial que valga tan siquiera el papel en que está impresa, a menos que dicha visión sea comunicada constantemente y reforzada por medio de recompensas”.

»¿Esta actitud hacia la cultura organizacional es una postura que exclusivamente aplica a las empresas pertenecientes a la denominada nueva economía como lo son Google y su casa matriz Alphabet? La respuesta es un contundente no. Solo para dar un ejemplo concreto, en el reciente evento organizado por Bancoldex, Me atrevo a #CRECER, algunas de las organizaciones colombianas que fueron presentadas como casos de éxito por su apreciable escalabilidad y su destacable innovación, es decir, porque se atrevieron a #CRECER, fueron Interactuar, empresa social para desarrollo y financiamiento empresarial de población en situación de vulnerabilidad, Incubadora Santander, productora y comercializadora de huevos, y Busscar de Colombia, fabricante de carrocerías.

»Sus líderes, sin el menor vestigio de duda, testificaron ante más de mil asistentes que concurrieron al evento, que la clave detrás de su éxito, de su crecimiento, de su innovación, era la calidad, compromiso, apertura mental, creatividad y curiosidad de su talento humano, incluso por encima de la estrategia, el plan e incluso la misma innovación. Dichas cualidades de su personal se obtuvieron gracias a la cultura corporativa creada, comunicada y reforzada al interior de sus empresas.

»En How Google Works se nos presenta un inteligente y ameno detalle sobre los pormenores de la cultura corporativa de Google: “apretados es mejor”, “el desorden es una virtud”, “cultura del sí” y el famoso “Don’t be evil” son algunos de estos. Pero el mensaje sobre el cual se desea reverberar no es otro que, ya sea en Google o en una microempresa cualquiera, para #CRECER se debe innovar, se debe saber comunicar hacia adentro y hacia afuera, se deben tomar las decisiones acertadas, se debe contratar a los mejores y se debe contar con una estrategia adaptable a la realidad. Sin embargo, el primer paso, el paso fundante, es la cultura organizacional. De ella dependerá el tipo de estrategia que se diseñe, las características de la gente que se contrate, cuan efectivo será el proceso de toma de decisiones, cómo se interrelaciona la organización con su entorno, y finalmente, el grado y tipo de innovación con que contará la organización.

»Dicho esto, ¿cómo considera usted se encuentra la cultura organizacional de su entidad, su emprendimiento o su fundación?»





Una innovación

No hay comentarios:

Publicar un comentario