2016/05/26

Pau García-Milà: «La innovación es un proceso normal que se debe pasar para salir de la zona de confort»




Sergio Moreno. La Rioja



«Este joven talento de la innovación española ofrecerá una ponencia durante el Foro de la Innovación [en] Riojafórum: Pau García-Milà, Fundador de EyeOS. A los 17 años creó un sistema operativo que se convirtió en un pilar inicial del cloud computing y por eso fue distinguido con el Premio de los Príncipes de Asturias y de Girona Impulsa Empresa 2010. Es autor del libro Está todo por hacer: cuando el mundo se derrumbe, hazte emprendedor, que cuenta nada menos que con un prólogo del Príncipe Felipe de Asturias y epílogo del expresidente de España Felipe González.

»Pau García-Milà tiene ya 27 años y es uno de los máximos exponentes de la tecnología mundial. García-Milà es el cofundador de eyeOS, y ofrecerá una más que interesante ponencia durante la celebración del Foro de la Innovación de La Rioja, que arrancará el próximo martes en Riojafórum.


»¿Cuál va a ser su participación en este Foro de la Innovación?

»Iré con el objetivo claro de compartir mi experiencia y mi punto de vista sobre la innovación, a todos los niveles.


»¿Cómo se debe integrar la innovación en un plan de empresa, sobre todo si ésta es una compañía de las llamadas tradicionales?

»Sin duda, como algo natural. El problema está en ver la innovación como una cosa nueva que viene a atacar el funcionamiento normal de la empresa. No es así. La innovación es un proceso normal que se debe pasar si se quiere mejorar y no quedarse en la zona de confort.


»El tejido productivo riojano se caracteriza, casi en su totalidad, por empresas de menos de diez trabajadores, pymes y micropymes. ¿Es posible innovar en una empresa con tan escaso capital humano?

»No solo es posible: es necesario. Innovar te da una ventaja competitiva respecto a la competencia que debe aprovechar todo el mundo, ya tenga uno, diez o cien trabajadores. Además, en entornos de pymes y micropymes, es todavía más importante, queramos o no queramos crecer (hay empresas que simplemente no quieren ser más grandes), ya que nos permite asegurar un futuro que no dependa de un solo producto o servicio.


En entornos de pymes y micropymes, innovar es todavía más importante, queramos o no queramos crecer (hay empresas que simplemente no quieren ser más grandes), ya que nos permite asegurar un futuro que no dependa de un solo producto o servicio.

»¿Cómo se puede relacionar la innovación con la cuenta de resultados? Al final, en una pyme el pago de las nóminas, como en cualquier otra empresa, es fundamental, pero sus recursos son mucho más limitados. ¿Cómo invertir en innovación sin poner en riesgo la viabilidad de la empresa para afrontar la contabilidad diaria?

»Creo que pensando en el futuro y no viviendo el momento. Es verdad que si las cosas no van bien innovar no es la mejor idea, y cuesta mantener la cabeza fría para dedicarnos a ello y no a lo realmente urgente, pero también es cierto que a la mínima que se tenga oportunidad, como vengo diciendo, innovar permitirá dar un paso adelante, saliendo de la zona de confort y haciendo crecer la empresa. Siempre que podamos no debemos dejar que lo urgente pase por delante de lo importante.


»¿Qué papel deben jugar los líderes de estas empresas de pequeño tamaño?

»Un papel motivador, escuchando a sus trabajadores, permitiendo que pongan en práctica nuevos procesos, que miren como cambiar las cosas. La actitud enfrente el equipo es lo que diferencia a un buen líder de un mal líder, y a un buen innovador de un mal innovador. El líder debe ser consciente que habrá errores, fracasos, pero que estos servirán de cara el futuro.


»Siempre surge una primera duda: por dónde comenzar a innovar; y un primer obstáculo: cómo financio esta fiesta. ¿Alguna sugerencia al respecto?

»Innovar no siempre cuesta dinero. Hay muchas innovaciones que no requieren I+D. Cambiar un proceso es innovar. Se puede mirar cómo se factura, quizás hay brechas en el camino que se pueden mejorar. De hecho, la primera norma para innovar es no centrarse en el dinero.


»Existe en la cultura laboral de este país un hecho relevante, el miedo al fracaso. Es un aspecto en el que usted se ha metido de lleno para reconocerlo y ofrecer un punto de vista novedoso. ¿Por qué el fracaso debe ser comprendido como movimiento que acerca al éxito?

»Yo creo que porque forma parte del proceso. El error es el que nos conduce al éxito final, y si no fracasamos no podemos saber qué debemos mejorar para avanzar. Es una visión que por estos lares no se estila mucho, pero que el mundo anglosajón tiene muy asumida.


»¿Cuánto tiempo más nos va a llevar entender este punto de vista que parece más anglosajón?

»No lo sé... Creo que depende del entorno. Cada sector tiene su idiosincrasia que lo hace particular, por lo que en alguno de ellos llegará antes y en otros más tarde. No es fácil ni natural, y conlleva cambiar la forma de ver el mundo que tiene este país, acostumbrado al «ya te lo dije» para justificar el poco avance que hay.


»¿De dónde surge este miedo al fracaso?

»Supongo que de las pocas ganas de innovar. Fracasar implica a veces ser pisoteado, y a nadie les gusta que le pase esto. Así, el miedo al escarnio público hace que nos mantengamos alejados del riesgo.»





Una innovación

No hay comentarios:

Publicar un comentario