2017/02/03

«Confianza, profesionalidad y cercanía: valores de excelencia»




L.B. El Correo de Burgos @correodeburgos. Foto de Israel L. Murillo.



«El colectivo farmacéutico va más allá de la botica. De los 548 integrantes del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Burgos (425 mujeres y una edad media de 40 años), 18 trabajan en el ámbito de la Salud Pública, 44 en análisis clínicos, 16 en la industria farmacéutica y 6 en distribución, otros 16 en investigación y 24 en farmacia hospitalaria. Si bien, como evidencian estos datos, el campo de actuación es diverso, las cifras también constatan que el grueso de los profesionales, hasta 358, trabajan en las 202 oficinas de farmacia de la provincia.

»Y este sector, en concreto, vive un momento de cambios que afronta con vocación profesional por el cuidado de la salud del ciudadano. Así lo asegura el presidente de la organización, Miguel López de Abechuco Torío. Más allá de los avances tecnológicos -con la receta electrónica como máximo exponente reciente- que obligan a las boticas a actualizarse para mejorar su respuesta, el representante del sector incide en que “la cada vez mayor complejidad de los tratamientos” convierte su papel en “más necesario que nunca”.

»Esta etapa llega tras una crisis económica que, pese a su calado, no ha afectado a la respuesta del colectivo: “Seguimos prestando los mismos servicios y no se ha cerrado ninguna oficina, ni en las zonas rurales. Incluso crece, de hecho hay ahora mismo dos pendientes de apertura en la capital burgalesa”, explica, para recordar que estas incorporaciones siempre responden al volumen de población de la zona en la que se ubican, tal y como establece la normativa al respecto.

»Así, las necesidades de los burgaleses están, a juicio de López de Abechuco, “muy bien cubiertas”. Añade al respecto, que en España hay muchas más farmacias que en otros países de Europa. La ratio de habitantes por farmacias en la región ronda las 1.500 -muchos menos incluso en zonas rurales, en las que la sostenibilidad de sus boticas, un 10% de la provincia, se ve comprometida y requiere apoyos extraordinarios para ‘sobrevivir’, mientras que en otros países la cifra se eleva a 6.000, incluso a 10.000. “Son modelos diferentes. El español apuesta por la farmacia integrada en el sistema sanitario y así nos lo planteamos”, explica.

»La farmacia española también es ‘Marca España’ por disponer de un servicio farmacéutico cercano y accesible, por proporcionar un servicio farmacéutico de calidad, por ser pionera en el uso de las nuevas tecnologías, por su constante innovación en el servicio, ofrece más de 182 millones de consejos sanitarios al año, además de la dispensación. “Es cierto que este modelo, que va más allá de la mera dispensación, es reconocido y envidiado por otros países”, señala el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Burgos, para resumir en tres valores sus principales fortalezas: “Cercanía, confianza y profesionalidad”.

La farmacia española también es ‘Marca España’ por disponer de un servicio farmacéutico cercano y accesible, por proporcionar un servicio farmacéutico de calidad, por ser pionera en el uso de las nuevas tecnologías, por su constante innovación en el servicio, ofrece más de 182 millones de consejos sanitarios al año, además de la dispensación.

»Además de mantener tales señas de identidad el principal reto de futuro del sector es “avanzar hacia la farmacia asistencial, lo que requerirá implantar nuevos servicios en esta línea”, insiste. “La sociedad nos demanda unos valores añadidos que estamos en condiciones de brindar porque somos profesionales sanitarios muy preparados. De hecho quizá tradicionalmente estamos infrautilizados en ese sentido y la realidad actual, de envejecimiento, cronicidad de enfermedades y polimedicación, necesita que tengamos un papel más activo, que puede ser determinante en aspectos como educación para la salud, prevención, seguimiento e, incluso, atención domiciliaria”, explica López de Abechuco, convencido que ese es el camino para cumplir con el objetivo fundamental de la profesión, “que no es otro que velar por la salud de los ciudadanos”.

»A la preparación de los farmacéuticos para este horizonte asistencial que plantea el presidente del colegio burgalés contribuye precisamente esta organización con talleres, cursos e iniciativas de formación continuada que facilitan una actualización permanente del conocimiento de los boticarios en distintas áreas. En este ámbito Miguel López de Abechuco destaca la inminente puesta en marcha de una escuela de salud que, para empezar, pondrá el foco en el colectivo de personas mayores y dará nociones “homogéneas” a los profesionales sobre la información que puede ser de interés a estos pacientes.


»Receta electrónica

»Otro de los hitos aún en desarrollo es la mencionada implantación de la receta electrónica, que ya se utiliza en la mitad de los fármacos dispensados con la obligada prescripción facultativa. “Era necesaria, no podíamos quedarnos atrás. El próximo paso es la interoperabilidad, es decir, que nuestra receta sea compatible con los sistemas de otras comunidades y viceversa, algo que ahora no ocurre y es un problema”, explica el representante del sector, que confía en que la solución llegue en 2017. Con todo, el mayor reto ya superado es que “en cada municipio y en cada botiquín, por pequeño que sea, tenemos un sistema de receta electrónica que, sobre todo, facilita el acceso del paciente al medicamento y la mejor adhesión al tratamiento”.»





Innovación y recursos

No hay comentarios:

Publicar un comentario